¿Cada cuánto es recomendable realizarse chequeos médicos?

Llevar una vida saludable, comer sano y hacer ejercicio son factores importantes a la hora de cuidar nuestra salud, pero además también es importante acudir a profesionales de la salud periódicamente para realizar los estudios de rutina y algunos más.

Gracias a los avances de la ciencia existen diferentes formas de analizar nuestro estado de salud, para esto existen instituciones que cuentan con los más variados equipos de laboratorio clínico y donde podrás realizar todos los estudios en un sólo lugar y hasta en un sólo día, así que no hay excusas.

En el caso de las mujeres es necesario realizarse diferentes análisis clínicos dependiendo de la edad en cada caso y de los antecedentes familiares. Es importante tener en cuenta que debemos acercar a los profesionales la mayor información posible y estar permanentemente atentas a los cambios en nuestra salud femenina para poder detectar a tiempo posibles patologías.

26617

De los 20 a los 35 años:

En esta etapa se aconseja realizar controles cada dos años, excepto que la mujer sienta cualquier anomalía, dolor o molestia, tanto en el ámbito ginecológico como en cualquier otro. Recordá informarle al profesional de la salud toda información de antecedentes familiares patológicos, por más irrelevante que te resulte. Es imprescindible realizar exámenes médicos generales y de laboratorio como medición de glóbulos blancos, rojos, funcionamiento de riñones e hígado, colesterol y glucemia. El médico también registrará tu control de peso, altura y presión arterial. Deberás acudir a un cardiólogo para realizarte un electrocardiograma y en el área ginecológica es fundamental realizar un examen mamario, papanicolau y colposcopia.

A esta edad está comenzando tu historia clínica como adulta, seguramente comiences a asistir sola a todas las prestaciones médicas necesarias, por lo tanto recuerda mantener tu atención en todos los procedimientos y seguir las indicaciones de los profesionales en cuanto a preparación previa, alimentación y ayunos correspondientes para cada estudio, como así también el comportamiento dentro de las instituciones, recordá que puede haber instrumental, productos o materiales de vidrio de laboratorio que podrían afectar o dañar tu salud.

De los 36 a los 65 años
Es una etapa de la vida en la que podrían comenzar algunos cambios hormonales, en el paso de la edad fértil a la menopausia, en promedio entre los 40 o 50 años.

Se aconseja realizar los controles anualmente, y a los anteriores estudios clínicos sumarle: pruebas de esfuerzo y ergometría, para controlar el sistema cardiovascular, controles ecodoppler carotídeos, radiografía de tórax (principalmente en caso de ser fumadora), mamografía y densitometría ósea, controles gastrointestinales con gastroscopias y colonoscopias, ecografia abdominal,
Aquí el cuidado de la salud tomará un papel fundamental pero no es necesario alarmarse ni ser dramático. Se aconseja realizar los controles clínicos cada 6 meses. Generalmente la actividad laboral disminuye, lo cual deja más tiempo para dedicarse a sí misma y eso es muy positivo y te ayudará a realizar exámenes más detallados y personalizados de acuerdo a tus necesidades. Tené en cuenta que en esta etapa es más frecuente la existencia de problemas con la absorción de alimentos, vitaminas y principalmente calcio, lo cual hace esencial el control de la salud periódico.

Consejos para instalar “saludablemente” una lámpara de techo

Llevar una vida saludable no sólo implica alimentarse bien o realizar actividad física. La buena salud depende de una multiplicidad de factores, entre ellos la prevención y cuidado cuando se realizan determinadas tareas. Por ejemplo, tomar los recaudos necesarios a la hora de trabajar con materiales eléctricos. ¡No vaya a ser que nuestra buena salud pierda su condición por desagradable un choque eléctrico!

Antes de pasar a los consejos que hemos recabado para instalar “saludablemente” una lámpara de techo, compartiré con ustedes una anécdota personal que, acaso, es la que motiva a este artículo. Siempre me ha gustado escuchar radio mientras tomo una ducha, y siguiendo esta preferencia en una ocasión enchufe mi radio en el baño. Al salir, cuando quise desenchufarla del toma, una de las patas del enchufe quedó atascada en el tomacorriente. Por alguna razón llevé la mano hasta allí, acaso por impulso, y el resultado es el evidente: recibí tremendo choque. Me salvó haber tocado la puerta de madera del baño, aunque las consecuencias de aquel hecho duraron algunos días, paso por el hospital de por medio.

Bien, vayamos ahora a los consejos, mencionando antes que los mismos fueron recolectados de la mano de especialistas de una casa de venta de materiales eléctricos, pues consideramos que el asesoramiento de especialistas es otra de las medidas en pos de la buena salud. Veamos.

Ya lo hemos aprendido: el primer paso para instalar una lámpara es interrumpir el suministro eléctrico. Luego es importante chequear con el comprobador si efectivamente la tensión eléctrica no llega a los cables. El próximo paso es aislar los cables en forma debida, para evitar posibles cortocircuitos. Entonces es tiempo de marcar y realizar nuevos agujeros y escoger el sistema de fijación más conveniente, esto para que la lámpara de techo se sostenga sin inconvenientes. Una vez cumplido este paso, es tiempo de realizar las conexiones siempre emparentando los colores de los cables, luego enganchar la lámpara, volver a dar electricidad y chequear si todo marcha sobre rieles.

Es bueno (y ya hemos dicho, también saludable) saber que siempre en recomendable mantener los colores, colocando el negro o marrón con esas mismas tonalidad, y el azul con el azul. Usualmente la descarga a tierra es de color amarillo o verde. Puede ocurrir que la lámpara que instalemos no lleve este cable, y en ese caso un consejo es dejar la punta de aquel cable bien aislada dentro del embellecedor de la lámpara. Les dejamos aquí un video que puede ser de utilidad.

Las nociones aquí compartidas son válidas tanto para las clásicas lámparas colgantes como para los módulos LED que se recomiendan como una interesante solución de iluminación, con un diseño elegante y con ventajas principalmente en lo que refiere al ahorro en el consumo de energía. Y, también sabemos, el ahorro energética es una buena noticia para la salud medioambiental y, en tanto, también para nuestra propia salud.