Algunos consejos para cuidar su salud durante un viaje a Taiwán

Una inquietud nos condujo a consultar a la empresa Chinapass, desde donde nos confirman que, en efecto, cada vez son más los argentinos que viajan a Taiwán, China. En este contexto, el cuidado de la salud en un país tan distintos del nuestro, sobre todo en términos gastronómicos, es algo que todos aquellos que se dispongan a viajar a Asia deberían tener en cuenta. Aquí van algunos consejos al respecto.

El mayor factor de riesgo tiene que ver con los alimentos y las bebidas que vamos a consumir. Se aconseja ser cuidadoso al momento de consumir alimentos en la vía pública, algo en los que China se destaca con una enorme cantidad de variedad. En este sentido es preferible no arriesgar demasiado con platos sobre los que no estamos seguros acerca de su método de cocción y, en cambio, inclinarse por alimentos más tradicionales y fáciles de asimilar para nuestro organismo.

En caso de tener que tomar algún tipo de medicamento, tome la precaución de informarse respecto de la documentación que deberá presentar al embarcar. China es un país bastante riguroso en relación a este tema.

Los seguros de salud de viajes suelen ser un buen aliado para salir de inconvenientes menores durante su estadía en China. Asegúrese de que su plan cuente con la cobertura correspondiente en caso de padecer algún tipo de condición que requiera de atención inmediata. Es preferible invertir un poco más de dinero en este aspecto que sufrir las consecuencias estando lejos de casa.

Las mejores agencias de viajes a Taiwán pueden asesorarlo en materia de salud y cobertura médica, así también como en función del trámite de visado y documentación para transportar sus medicamentos personales. En el siguiente enlace se puede ver más:  https://www.chinapass.com.ar/taiwan. En todo caso, tenga bien en cuenta que su agencia de viajes sea capaz de cubrir cada una de sus necesidades en términos de salud.

Taiwán es una región cosmopolita, con muchas alternativas en materia de hotelería y transporte, pero también populosa en ciertas áreas. Aquellos que padezcan algún tipo de afección en las vías respiratorias superiores deberían tener en cuenta este factor, ya que el smog y los ambientes cerrados suelen ser la premisa en varias zonas.

Para finalizar, hay que decir que Taiwán es, sin lugar a dudas, una de las ciudades más espectaculares de China. Viajar es relativamente accesible hoy en día, pero eso no significa que debamos olvidarnos de las precauciones lógicas en materia de salud. Después de todo, el sistema de salud en aquel país es muy distinto al nuestro, y la necesidad de contar con un seguro de salud es realmente importante para tener cierto respaldo en caso de inconvenientes, que durante los viajes suelen producirse, y más a menudo de lo que uno supone.

En resumen: cuidado con los alimentos que consume, con las bebidas, sobre todo aquellas que se venden en la vía pública, y apoyarse en una agencia de viajes capaz de brindarle seguros de salud para recibir atención médica en caso de que sea necesario, son algunos de los puntos que usted deberá tener presente durante la organización de su próximo viaje a esta extraordinaria metrópolis de China.

Viandas nutricionales: una buena herramienta para cuidar la salud de sus empleados

En cierto modo, podemos pensar que todo lugar de trabajo funciona como un organismo colectivo, es decir, un espacio que se construye entre todos y cuyo funcionamiento depende en gran medida de la salud de cada una de sus partes. En este sentido, la alimentación es una parte esencial de la salud, algo en lo que cada vez más empresas comienzan a fijarse con detenimiento.

 

Las viandas pueden ser una gran solución para aportarle valor nutricional a sus empleados y, de ese modo, mejorar la salud de ese organismo colectivo que es su empresa. Dentro de esta alternativa en particular, las viandas para el trabajo frías, al menos un par de veces por semana, podrían realizar ese aporte nutricional y energético que le asegure, por otro lado, un mayor rendimiento a nivel laboral.

En efecto, una buena alimentación mejora la capacitad cognitiva, la concentración, y reduce considerablemente la incidencia de enfermedades, factores que seguramente son la gran aspiración de toda empresa en relación a sus empleados. Ahora bien, al encargarse del almuerzo de su personal, su empresa en realidad estará efectuando una inversión directa sobre el rendimiento general, lo cual sin dudas le traerá una gran variedad de beneficios.

 

Aquello que, a simple vista, parece un gasto más, considerado durante muchos años como algo completamente injustificado, hoy se perfila como una opción más en materia de inversión. Un personal más saludable y mejor alimentado equivale a una mayor productividad. La relación entre ambos factores ha sido probada extensivamente por la ciencia, de modo tal que al incorporar un servicio de viandas equilibradas en términos alimenticios usted estará realizando una de las acciones más inteligentes que pueden tomarse en este sentido.

 

Saliendo del ámbito laboral, lo mismo podría decirse a nivel educativo. Está probado que un servicio de viandas para comedores escolares mejora el rendimiento general de los alumnos, ya que éstos incorporan los valores nutricionales esenciales para el normal desempeño del cerebro, mejorando a su vez otras cuestiones igualmente importantes, como el descanso y una mayor resistencia a las enfermedades estacionales.

 

Claro que, en principio, puede resultar difícil contrastar estos datos, ya que muchos de ellos son intangibles desde una mirada contable. Después de todo, no es fácil determinar cuál podría ser el aumento de la productividad de sus empleados en base a una alimentación sana, generada a través de viandas para el trabajo, si no se aplica este sistema al menos durante un tiempo razonable.

 

De ahí que muchas empresas dedicadas a la distribución de viandas permitan realizar acuerdos sobre lapsos que permitan sacar algún tipo de conclusión al respecto. En este contexto, podemos contratar ese servicio, digamos, durante un trimestre, y observar si se notan cambios ostensibles en el rendimiento y la productividad del personal. Por otro lado, los datos estadísticos arrojan que sí, es decir, que una alimentación basada en principios nutricionales mejora el rendimiento laboral en todos los rubros y áreas que podamos imaginar, con lo cual no habría motivos, al menos científicos, para desaconsejar esta práctica; sino más bien todo lo contrario. Los resultados apuntan a recomendar ampliamente la opción de las viandas.