Consejos para instalar “saludablemente” una lámpara de techo

Llevar una vida saludable no sólo implica alimentarse bien o realizar actividad física. La buena salud depende de una multiplicidad de factores, entre ellos la prevención y cuidado cuando se realizan determinadas tareas. Por ejemplo, tomar los recaudos necesarios a la hora de trabajar con materiales eléctricos. ¡No vaya a ser que nuestra buena salud pierda su condición por desagradable un choque eléctrico!

Antes de pasar a los consejos que hemos recabado para instalar “saludablemente” una lámpara de techo, compartiré con ustedes una anécdota personal que, acaso, es la que motiva a este artículo. Siempre me ha gustado escuchar radio mientras tomo una ducha, y siguiendo esta preferencia en una ocasión enchufe mi radio en el baño. Al salir, cuando quise desenchufarla del toma, una de las patas del enchufe quedó atascada en el tomacorriente. Por alguna razón llevé la mano hasta allí, acaso por impulso, y el resultado es el evidente: recibí tremendo choque. Me salvó haber tocado la puerta de madera del baño, aunque las consecuencias de aquel hecho duraron algunos días, paso por el hospital de por medio.

Bien, vayamos ahora a los consejos, mencionando antes que los mismos fueron recolectados de la mano de especialistas de una casa de venta de materiales eléctricos, pues consideramos que el asesoramiento de especialistas es otra de las medidas en pos de la buena salud. Veamos.

Ya lo hemos aprendido: el primer paso para instalar una lámpara es interrumpir el suministro eléctrico. Luego es importante chequear con el comprobador si efectivamente la tensión eléctrica no llega a los cables. El próximo paso es aislar los cables en forma debida, para evitar posibles cortocircuitos. Entonces es tiempo de marcar y realizar nuevos agujeros y escoger el sistema de fijación más conveniente, esto para que la lámpara de techo se sostenga sin inconvenientes. Una vez cumplido este paso, es tiempo de realizar las conexiones siempre emparentando los colores de los cables, luego enganchar la lámpara, volver a dar electricidad y chequear si todo marcha sobre rieles.

Es bueno (y ya hemos dicho, también saludable) saber que siempre en recomendable mantener los colores, colocando el negro o marrón con esas mismas tonalidad, y el azul con el azul. Usualmente la descarga a tierra es de color amarillo o verde. Puede ocurrir que la lámpara que instalemos no lleve este cable, y en ese caso un consejo es dejar la punta de aquel cable bien aislada dentro del embellecedor de la lámpara. Les dejamos aquí un video que puede ser de utilidad.

Las nociones aquí compartidas son válidas tanto para las clásicas lámparas colgantes como para los módulos LED que se recomiendan como una interesante solución de iluminación, con un diseño elegante y con ventajas principalmente en lo que refiere al ahorro en el consumo de energía. Y, también sabemos, el ahorro energética es una buena noticia para la salud medioambiental y, en tanto, también para nuestra propia salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *