Decile adiós a la humedad

Además de ser incómodo y molesto, tener humedad en el hogar es malo para la salud; con unos consejos sencillos y eficientes podrás dejar atrás a este huésped indeseado, logrando que tu casa esté en condiciones óptimas para todos los que la habitan.

En principio, siempre es conveniente revisar las instalaciones de la casa antes de habitarla, en http://www.ibr.com.ar/inmobiliaria-palermo se encargan de ofrecer alternativas bien ventiladas y libres de moho y condensación.

Aunque presente todo el año, otoño e invierno son las estaciones en las que la humedad se presenta más en los domicilios; sin embargo, esta ingrata presencia será cosa del pasado siguiendo estos consejos.

Resultado de imagen para chau humedad

Ventilación cruzada

El mejor recurso, natural y económico, es tan sencillo como abrir las ventanas para que el aire pueda circular de manera natural generando un cambio notorio entre el interior y el exterior del hogar, a la vez que la luz solar barre con la sensación de encierro y frío que genera una casa naturalmente mal iluminada.

Abrir las ventanas cuando el sol está en su punto más alto permitirá que el aire húmedo que se encuentra encerrado salga, dejando pasar a un aire más cálido y seco llevándose consigo el problema de la humedad gracias a lo que se conoce como ventilación cruzada.

Para que la ventilación cruzada funcione mejor es necesario que todo aquello que se abra se encuentre en posiciones opuestas, en la medida de lo posible sin obstáculos y si el hogar no contara con suficientes ventanas se puede ayudar al proceso, por ejemplo, con ventiladores.

Condensación hogareña

La humedad dice presente en las casas en venta en Buenos Aires muchas veces por pequeños errores que, al ser persistentes, se vuelven ideales para que ella se instale.

Plantas, ropa mojada, calefacción, puertas abiertas y malos hábitos al cocinar son algunos de los ingredientes caseros con los que casi todos alimentamos a la humedad en casa, haciendo de ella una muchacha viva, saludable e insoportable.

Todo aquello que genera vapor o condensación de agua debe ser tenido presente para evitar que se convierta en un severo problema. Por caso las duchas deben ser cortas y el baño debe estar bien cerrado para que el vapor que se genere no busque deambular por toda la casa. Lo mismo sucede con las cocciones de alimentos que se realizan sin tapa o revisando constantemente. Sin una adecuada ventilación el vapor busca cada rincón de la casa donde pueda alojarse.

Aliados Antihumedad

En casos extremos donde la humedad parece no irse con nada, existen buenos aliados del hogar que se compran dando excelentes resultados al problema.

Paneles antihumedad: estos revestimientos son ideales para aquellas paredes que tienen problemas en la capa aisladora de la casa o bien el hogar se encuentra en suelos muy salitrosos. Existen diferentes marcas y diversas terminaciones para que la solución esté acompañada de excelentes diseños.

Aberturas inteligentes: para evitar que se formen condensaciones en las puertas y ventanas es conveniente utilizar aquellas que son energéticamente inteligente, que no cuestan tanto en comparación con la solución que brindan y que mantienen a la humedad por condensación fuera de la casa.

Desodorantes antihumedad: estos productos se consiguen en cualquier supermercado y son ideales para placares, armarios y habitaciones no mayores a cuatro metros cuadrados. Controlan la humedad por condensación y la proliferación de hongos y moho brindando un agradable aroma en el ambiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *