Este es el mayor error de los negocios a la hora de darse a conocer en Internet

Hace varios años ya que no es posible pensar en publicidad para ningún tipo de negocio si ésta no está al menos en parte anclada en el mundo digital. No es ninguna novedad: nuestras costumbres como consumidores de información cambiaron y también se modificaron las formas que funcionaron durante épocas para los negocios rentables: hoy por hoy, no hay paraíso publicitario si no estamos en un buscador y sobre todo, somos lo suficientemente relevantes.

Aunque la apuesta segura pareciera ser por medio de las redes sociales y es un pilar sumamente válido para dar a conocer un producto o servicio, los cambios imprevisibles de algoritmos en las plataformas y muchas veces el sector de clientes al que queremos alcanzar hace que sólo con esta práctica, no sea posible. Tenemos que considerar como premisa que el diccionario de absolutamente todo lo que queremos saber hoy pasa por herramientas de búsqueda como Google o Bing y que la mejor forma de ser encontrados es estar, justamente, donde nos buscan.

La idea de aparecer en un buscador puede parecer sencilla pero tenemos que considerar que para poder destacar correctamente entre tantas opciones disponibles, es necesario posicionarnos entre las primeras páginas de búsqueda. Para lograr esa misión, el posicionamiento seo es nuestro mayor aliado, y la práctica que maximiza los esfuerzos que le pongamos a nuestro negocio. Se trata de establecer las palabras clave más importantes frente a nuestra competencia y figurar con suficiente contenido relevante y sostenido en el tiempo para que el buscador priorice nuestra web antes que otras opciones. Esta práctica de marketing digital no es algo nuevo en el mercado y sin embargo los años la siguen justificando: los negocios más exitosos que logran maximizar su pauta e inversión en digital son los que dedican esfuerzos a que el sitio esté bien posicionado.

estrategias-de-ventas

Si bien se cree que el seo sólo depende de los textos y las buenas prácticas de cantidad y elección de palabras clave, hay muchas más opciones que también influyen en su éxito, como tener un diseño web acertado que permita una buena experiencia de usuario. Aunque no hay reglas escritas sobre cómo debe ser la estética general para que el sitio se posicione mejor, sí es fundamental que la página y su servicio de hosting permitan navegar con facilidad y tener una respuesta rápida a opciones. Puede sonar exagerado, pero un clic que tarda demasiado en redireccionar a otra parte de la web o un diseño poco atractivo pueden ser la diferencia entre que un potencial cliente se decida por nosotros…o no.

Aunque es una práctica que no se puede acelerar y lleva su tiempo y experiencia, sigue siendo una de las mejores formas de dar a conocer los negocios y mantenerse relevante a pesar de una competencia creciente.  No es una práctica ideal para ansiosos porque puede no tener los resultados rápidos que quisiéramos, pero si se hace y sostiene correctamente con un buen especialista en el campo, puede ser la clave del éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *