Otoplastia: Conocé el procedimiento para mejorar tus orejas

otoplastia

Existen diferentes cirugías que están pensadas para cambiar la apariencia estética de una persona. Algunos de ellos son conocidos, como la mamoplastia, la rinoplastia o incluso la abdominoplastia. Sin embargo, uno de los procedimientos que más se realizan cuenta con un nombre que tal vez no hayas escuchado. La otoplastia, también conocida como la “cirugía de orejas” es uno de estos procedimientos. A pesar de que no muchas personas la conozcan por esa denominación, no deja de ser una de las cirugías estéticas más solicitadas.

Se trata de un procedimiento diseñado para cambiar el tamaño, la forma y la posición de las orejas. Las personas que eligen realizarse este procedimiento lo hacen en caso de que les moleste la manera en que sobresalen las orejas de su cabeza. También consideran el procedimiento las personas que tienen una deformidad en una o ambas orejas, debido a un defecto de nacimiento, porque están muy desparejas la una con la otra o por algún tipo de lesión. La cirugía de orejas se puede hacer a cualquier edad, siempre y cuando las personas tengan esta parte del cuerpo con su tamaño definitivo, algo que suele ocurrir a los 5 años de edad. Existen casos en donde este tipo de cirugías a 3 años, en tanto el infante cuente con orejas prominentes y con algún otro tipo de problema. Cabe aclarar también que este tipo de procedimientos no altera la capacidad auditiva ni puede alterar la posición de las orejas en la cabeza de una persona. Se puede ver más sobre este tipo de procedimientos ingresando a https://ceqdelplata.com.ar/tratamientos-quirurgicos/cirugia-orejas/.

otoplastia

Como sucede en todo procedimiento de este tipo, existen una serie de riesgos que pueden existir. Entre estos se encuentran:

  • Cicatrices
    En los diferentes tipos de cirugías estéticas existe la posibilidad de que queden algunas cicatrices. Sin embargo, estas suelen quedar escondidas detrás de las orejas o dentro de los pliegues de las mismas.
  • Asimetría entre ambas orejas
    Esto puede resultar como consecuencia de cambios que ocurran durante el proceso de cicatrización. También es posible que la las orejas que se busca con la otoplastia no pueda ser corregida.
  • Piel más sensible

Existe una posibilidad que, después del procedimiento, haya un cambio en la sensibilidad de la piel en esa zona. Esto es normal, pero este cambio es permanente solo en casos excepcionales.

  • Inconvenientes con lo puntos
    Es posible que aquellos puntos que se realizaron para poder dejar firme la nueva forma de la oreja puedan llegar a salir hacia la superficie de la piel. Si eso llegara a suceder, es necesario retirarlos, causando inflamación en la piel afectada haciendo que la persona deba someterse a una segunda cirugía para corregirlo.
  • Corrección excesiva

La cirugía de corrección de orejas puede llegar a contornos que se vean poco naturales, haciendo que parezcan que están aplastadas.

Como en cualquier procedimiento estético, siempre es aconsejable hacerlo en una clínica que cuente con experiencia y profesionales dedicados. Por suerte, en nuestro país contamos con varios centros como CEQ Del Plata, en los cuales se puede realizar sin problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *